La evolución de la metodología BIM en 2018

La evolución de la metodología BIM en 2018

BIM se requiere cuando el dibujo se convierte en un instrumento de grupo, con equipos amplios y en distintos países, y se halla muy extendido en empresas extranjeras con rigurosos estándares de calidad.

Este año promete ser clave para el BIM en España.

CURSO REVIT

NIVEL INICIACIÓN E INTENSIVO

Sergio Marín (Arquitecto Funcionario de la Comisión Europea) nos recuerda que la Comisión BIM del Ministerio de Fomento propone dar preferencia a quien use BIM en las contrataciones de licitaciones públicas a partir de marzo de 2018, siendo un input obligatorio para edificación desde diciembre de 2018 y para infraestructuras, desde julio de 2019.

Para él (y para cualquiera de nosotros) “eso es dentro de nada, teniendo en cuenta el tiempo de aprendizaje”.

BIM en Constructoras ¿Existe el auténtico BIM Management?
Resulta difícil asegurar que el CAD quedará obsoleto en el sector de la construcción en apenas un año, teniendo en cuenta la rapidez de su manejo y la escasa prioridad que las empresas españolas otorgan a la formación interna. De hecho, Antonio Sánchez, de Godwin Austen Johnson-Dubai-UAE, afirma que las constructoras siguen exportando el modelo a CAD, y que así no se evitan errores en obra.

BIM es un proceso integral. Por eso, se ha de diferenciar la figura del BIM Modeller (que maneja software BIM) respecto del BIM Manager, que coordina procesos y programas complementarios, lo que aporta más control “sobre la totalidad de la vida útil del activo inmobiliario, cuando desde el principio te has preparado para ello”, según Fernández Fenollera, Director de Arquitectura de TYPSA.

Javier Casado Ortiz (Office BIM Manager de AECOM) opina que la primera labor del BIM Manager debería ser evaluar si realmente beneficia al cliente, porque “hacer BIM muy avanzado no es fácil ni barato, y no debemos penalizar innecesariamente nuestros costes.” Piensa que programar las herramientas disponibles para solventar necesidades concretas marcará la diferencia.

BIM en los Organismos Públicos
La implantación de esta metodología en 2018 parece más que dudosa. Para valorarlo, también hemos consultado a arquitectos de la Administración.

Según Almudena Díaz, Arquitecta Municipal de Disciplina Urbanística, “el funcionamiento interno de la administración local es complejo, y no siempre es sencillo implantar las mejores técnicas disponibles, ni las más novedosas”. A priori, la implantación de BIM no afectaría a su departamento, porque las licitaciones de obra son a precio cerrado, y no requieren control presupuestario. Para desarrollar sus funciones “resultan suficientes programas de dibujo a nivel usuario, y de metodología SIG, para la consulta del planeamiento aplicable y expedientes”.

Juan Manuel Fernández Alonso, Consejero Técnico de la Dirección General de Planeamiento y Gestión Urbanística del Ayuntamiento de Madrid, también afirma que “en la redacción y seguimiento de planes urbanísticos, BIM no tiene que implantarse, salvo en proyectos de urbanización”. Manifiesta, por otro lado, la necesidad de que los arquitectos redactores de planeamiento empleen sistemas GIS, porque “son un cauce muy importante para canalizar la transparencia de la información y compartir los elementos de diagnóstico”.

BIM y… ¿VIZ?

A muchos arquitectos les preocupa la visualización arquitectónica del software BIM, frente a otros programas como 3DS Max. Según Alfonso de las Peñas, Operations Director en Tetris Arquitectura, traslada una representación “muy realista y atractiva, tanto para promotores como contratistas”. Y para muestra, un botón.

Cesar Frías Enciso, Director Cre4tivo de Morph Estudio, añade que “la tecnología siempre ha sido precursora del cambio. Herramientas como Enscape o Lumion facilitan la visualización constante del proyecto, en combinación con Archicad, Revit o software paramétrico como Dynamo, lo que nos permite llegar más lejos que nunca en audacia formal, sin perder el control sobre la geometría y los espacios generados.”

En cualquier caso, el objetivo final de BIM no es la representación fotorrealística, sino “recuperar la parte de construcción que se había difuminado, porque se impuso una representación idealizada, y muchas veces irrealizable, propiciada por los avances en renderización”, según Sergio Marín, nuestro “cerebro expatriado”.

Para más información, consulta http://blogfundacion.arquia.es/