¿Por qué introducir Navisworks en el flujo de trabajo habitual?

Navisworks: Planificación y gestión de modelos BIM

¿Por qué introducir Navisworks en el flujo de trabajo habitual?

Ante el actual crecimiento que está teniendo la metodología BIM y la cantidad de software que se han lanzado al mercado en los últimos años, cada vez es más necesario encontrar una herramienta que permita analizar y unificar archivos de distintas tipologías, de forma que se pueda visualizar la globalidad del proyecto en un único modelo.

Para satisfacer estas demandas es posible recurrir a Navisworks, una de las principales aplicaciones para el control y la gestión de modelos de construcción BIM que se pueden encontrar hoy en día en el mercado.

CURSO NAVISWORKS

PLANIFICACIÓN Y GESTIÓN DE MODELOS BIM

Navisworks hace posible la interacción entre la arquitectura, ingeniería y construcción, así como la comunicación entre los diversos agentes que participan en un proyecto, haciendo éste más eficiente.

Esto lo consigue gracias a una navegación interactiva por el modelo y a las herramientas que posee. Por una parte el TimeLiner puede abarcar la dimensión 4D que nos permitirá la gestión temporal del proyecto. Para ello enlaza una planificación (realiza con Microsoft Project, Primavera…) con un modelo paramétrico (por ejemplo un archivo de Revit) de modo que se visualice cómo se construirá el edificio antes de que este se lleve a cabo. Esto permite detectar los errores de ejecución en las etapas tempranas del proyecto, donde un cambio conlleva pocas repercusiones. La consecuencia de realizar una preconstrucción será por tanto la disminución de los gastos en imprevistos, demoliciones innecesarias o reformas en el último momento.

¿Por qué introducir Navisworks en el flujo de trabajo habitual?

Además empezaremos a introducir la dimensión 5D. Esta se alcanza por medio de la herramienta Cuantificación que permite medir el modelo o modelos que tengamos vinculados en Navisworks y posteriormente extraer la información, de manera que sólo falte aplicar los costes por unidad de partida para elaborar un presupuesto. Si por el contrario se parte del punto de que ya hay un presupuesto, éste se puede vincular al TimeLiner y mostrar el coste de ejecución durante la simulación, permitiendo analizar su evolución de forma visual.

Finalmente la función Clash Detective permite detectar las posibles colisiones entre todos los elementos diseñados, ya sean en el mismo proyecto o no, y gestionarlos de forma que se resuelvan antes de que estos lleguen a la obra. Por ejemplo, la localización de la colisión que se pueda dar entre una viga y una tubería puede llevar a la colocación de un pasatubos de manera preventiva o la desviación de la tubería, de modo que se resuelva el problema antes de tiempo.

Además de estas herramientas que tienen su principal función en las etapas de diseño del proyecto, Navisworks posee otras que son igual de útiles en la etapa de ejecución de la obra. Éstas permiten revisar los modelos BIM por medio de la realización de anotaciones, medidas in situ o creación de comentarios. Posteriormente se puede extraer esta información y distribuirla entre los diferentes agentes involucrados en el proyecto. De esta manera, todas las revisiones realizadas y la información relativa a la coordinación del proyecto se encuentra en un único archivo y no en muchos planos y documentos de diversa índole.

Como conclusión puede decirse que Navisworks es una herramienta con un gran potencial ya que incrementa la eficiencia, la productividad y optimiza el tiempo de trabajo, de tal manera que se convierte en un potente gestor de proyectos durante la ejecución del mismo.