Sismología y visor de terremotos en tiempo real

Sismología y visor de terremotos en tiempo real

Sismología y visor de terremotos en tiempo real

En este artículo compartimos el Visor de terremotos en tiempo real del IGN y conceptos básicos de sismología.

¿Qué es la Sismología?

La Sismología, a través de la ocurrencia de los terremotos, su distribución espacio temporal, mecanismos en el foco y liberación de energía, pone de manifiesto los procesos dinámicos que están sucediendo en la Tierra. Asimismo, el estudio de la propagación de las ondas producidas por los terremotos nos da información sobre su estructura interior, las regiones que la forman y la distribución en ellas de la densidad y de las constantes elásticas.

Sismología y terremotos en tiempo real 1

Propagación de los diferentes tipos de ondas sísmicas en el interior de la Tierra

La propagación de las ondas producidas por los terremotos está determinada por la mecánica de los medios elásticos y, por tanto, sus velocidades dependen de las características elásticas del medio, cuya distribución puede estudiarse mediante la observación de los tiempos de recorrido y amplitudes de estas ondas.

Las soluciones obtenidas para las ondas elásticas representan dos tipos de ondas (llamadas internas o de volumen) que se propagan con distinta velocidad. Las de mayor velocidad, y por tanto las primeras en llegar, son las llamadas ondas P, que corresponden a ondas longitudinales. Las segundas en aparecer, debido a su menor velocidad, son las ondas S, que tienen carácter transversal. El estudio de estas ondas se realiza mediante las leyes de la reflexión y refracción, ya que la Tierra está formada por capas de distinto material. Sus trayectorias y tiempos de llegada se determinan, bien considerando capas planas, cada una de velocidad constante o aumentando con la profundidad, o bien considerando la Tierra esférica.

Sismología y visor de terremotos en tiempo real 1

Propagación de las ondas sísmicas en la corteza y manto superior

En la superficie libre de la Tierra y en otras discontinuidades de la corteza, se producen otro tipo de ondas que por propagarse a lo largo de estas superficies reciben el nombre de ondas superficiales. Estas ondas se propagan con velocidades inferiores a las de la onda S y su amplitud decrece con la profundidad. De estas ondas existen dos tipos: unas son las llamadas ondas Rayleigh, de movimiento vertical, y otras, las ondas Love, de movimiento horizontal, nombres que corresponden a los dos científicos ingleses del siglo XIX.

En su origen, las primeras determinaciones del punto donde se produce el terremoto (foco o hipocentro) y su proyección sobre la superficie (epicentro) se basan en el estudio de la distribución de los daños producidos en los edificios, en el terreno o en las personas, y sitúan el epicentro en la zona de mayor daño (epicentro macrosísmico). Con el desarrollo de la instrumentación sismológica y la instalación de estaciones, la determinación del foco sísmico se realiza a partir de los registros de las ondas que producen los terremotos. Admitido el carácter puntual del foco sísmico, la localización de un terremoto viene definida por cuatro parámetros: hora, origen, coordenadas geográficas del epicentro y profundidad del foco.

Sismología y visor de terremotos en tiempo real 2

Teoría rebote elástico Reid: a) Situación sin deformar, b) Situación deformada anterior al terremoto, c) Situación después de terremoto

El primer modelo mecánico que definiese el origen de los terremotos fue propuesto por H.F. Reid en 1911 con la teoría del rebote elástico, según la cual las deformaciones elásticas se van acumulando hasta que se supera la resistencia del material, produciéndose una fractura y una liberalización de las deformaciones acumuladas.

Podemos considerar, pues, que un terremoto está originado por la ruptura de una parte de la corteza. A esta zona de fractura la denominamos falla y a través de los registros de las ondas producidas por los terremotos podemos conocer los parámetros de orientación y tamaño que la definen y establecer el comportamiento tectónico de la zona.

La primera forma que se definió para cuantificar el tamaño de un terremoto fue a partir de los daños ocasionados. En estas observaciones está basado el concepto de intensidad, que lo podemos definir como la fuerza con que se siente un terremoto. La medida de la intensidad es bastante subjetiva; no obstante, es un parámetro de gran interés en sismología y en particular en ingeniería, definiéndose numerosas escalas de intensidad, adoptándose en Europa la escala EMS-98 de doce grados, equivalente a la Mercalli modificada.

Estaciones de la red de alerta sísmica del IGN

Si quieres conocer la red sísmica del IGN, haz zoom en el visor y clic sobre la estación de tu interés.

Visor de terremotos en tiempo real

En este visor puedes ver, en tiempo real y por orden cronológico, la localización de los últimos terremotos detectados en España.

Mar de Alborán.

A modo de curiosidad, compartimos el informe de actividad sísmica del mar de Alborán.

El Mar de Alborán es la parte más occidental del Mar Mediterráneo, se encuentra bordeado tanto al norte como al sur por las cordilleras de origen alpino de las Béticas y el Rif. Se trata de una compleja zona de contacto entre las placas euroasiática y africana, su génesis y evolución están relacionados por el proceso de convergencia entre dichas placas, debido al movimiento de la placa africana hacia el norte. Este proceso da lugar a un desplazamiento hacia el oeste del bloque de Alborán (pequeña microplaca desgajada de la gran placa africana), a la formación de las cordilleras alpinas referidas y a un adelgazamiento litosférico de la corteza continental con vulcanismo asociado presente en la isla de Alborán.

Desde principios de abril de 2021, se está registrando un aumento de la actividad sísmica al sur del Mar de Alborán, (ver imagen: Mapa de sismicidad de la zona epicentral desde el 1 de abril de 2021), iniciándose esta serie el 17/04/2021 con un terremoto de magnitud Mw 3,9. Se trata mayoritariamente de terremotos superficiales, con una profundidad menor de 20 km y magnitudes inferiores a 2,5-3,0. No obstante, hasta el momento se han registrado 24 terremotos de magnitud superior o igual a 4,0, la mayor parte de ellos sentidos con intensidad máxima de III en Melilla. Los dos mayores registrados hasta el momento por el IGN han sido los ocurridos el 28/08/2021 de Mw 5,1 y el 20/05/2022 de Mw 5.3. Estos terremotos han sido ampliamente sentidos en Melilla con intensidad máxima de IV y IV-V respectivamente, y también en numerosas localidades de la costa de Málaga, Granada y Almería.

Desde el día 1 de abril de 2021, hasta la fecha de actualización de este informe, el IGN ha calculado un total de 7059 terremotos en la zona, de los cuales 275 han sido sentidos por la población.