Uso de RPAS en inspecciones de vegetación

Uso de RPAS en inspecciones de vegetación

Si la vegetación entra en contacto directo con las líneas eléctricas, puede causar interrupciones en el servicio, sin mencionar los incendios o incluso las electrocuciones.

Para evitar tales consecuencias indeseables, la mayoría de las compañías de energía gastan aproximadamente la mitad de su presupuesto en monitorear y administrar la vegetación en la proximidad de su red de líneas eléctricas.

CURSO LIDAR FORESTAL I

MÉTODOS DE MASA

El personal de mantenimiento a menudo realiza inspecciones visuales a pie o puede usar otros medios, como vehículos de carretera o helicópteros. La incorporación de tecnologías UAS en las actividades de poda y recorte traerá resultados de eficiencia interesantes para el sector, como lo demuestra un proyecto piloto de Viesgo en España.

La empresa de energía Viesgo trabajó recientemente en un proyecto de mantenimiento de líneas eléctricas de media tensión que requirió el modelado tridimensional (3D) de la vegetación existente. La compañía había experimentado previamente con sistemas Lidar enviados en varias plataformas; esta vez la compañía quería probar Lidar combinado con un sistema aéreo no tripulado (UAS o ‘drone’) y lanzó un proyecto piloto para algunas de sus líneas eléctricas. Con mil empleados, Viesgo atiende a más de 720,000 clientes en España y Portugal, no solo en el mercado de distribución de energía sino también en los mercados de generación de energía y comercialización de gas y energía. Actualmente, Viesgo distribuye electricidad a través de una red que abarca 31.150km y tiene 4.150MW de capacidad de generación de energía convencional y renovable.

Los requisitos de Viesgo para el proyecto incluyen:

– una densidad de nubes de puntos de al menos 10-15 puntos / m²
– una precisión topográfica de 20 cm en coordenadas absolutas
– capturar todos los elementos dentro de una adquisición exhaustiva de líneas eléctricas objetivo (estructura de la torre, cables de alimentación, aisladores y, especialmente, líneas de cruce)
– inspeccionar varios corredores con anchuras que varían de 15 a 40 m
– mantener una adquisición de datos continua y homogénea para garantizar la visibilidad de cada cable y línea de cruce
– monitorizar la temperatura de los diferentes elementos, en todo momento, con un datum geodésico esperado de UTM ETRS89 H30.

Para obtener un análisis completo y óptimo, el equipo del proyecto también incorporó una cámara termográfica y una cámara visual en el sistema multi-rotor llamado HIR9. La integración exitosa requería dos acciones: en primer lugar, el módulo láser debía colocarse lo más cerca posible del centro de gravedad del UAS para lograr la mejor estabilidad posible del dron durante los vuelos y para reducir las vibraciones no absorbidas por el avión. sistema de amortiguación. En segundo lugar, la antena del GPS debe colocarse en la parte superior del dron, ya que la mejor recepción de GPS se logra cuando la antena está completamente expuesta al cielo abierto sin obstáculos. Por supuesto, la distancia entre la antena y el sensor debe permanecer fija en todo momento. Una estación terrestre GPS a una distancia máxima de 15 km del área objetivo garantizó una precisión absoluta a nivel de centímetro.

Para más información visita GIM-INTERNATIONAL